16 de juny 2007

Viajar

Cada paisaje una historia, un momento una sensación, un recuerdo. Conocer mundo, otras culturas, otras personas de distintas creencias, de distinta personalidad, muy muy lejanas y a la vez personas con las que compartir sensaciones tan y tan parecidas a las nuestras. Quién pudiera recorrer el mundo entero y observar con sus propios ojos tales maravillas. Yo no puedo percibir esas sensaciones, la brisa impregnada del olor del ambiente, de la gente, de la comida que poco a poco se cuece, de los aromas típicos, de todo. Eso no me llega, no está a mi alcance, pero sí lo están los monumentos, los paisajes, la naturaleza, la belleza de los hombres... Imágenes que a través de la red sacian la sed de mis pupilas deseosas de aventura y placer. Aquí empiezo una ruta que me apetece compartir. Un viaje por las ciudades y países que más me atraen, ya sea por sus misterios, sus leyendas, su gente, su esencia. Mas sólo puedo conformarme por eso, pero de momento, me basta.

Cambio inesperado del lenguaje para David... Para que puedas comprenderme desde donde me leas... Siempre

Cap comentari :

Publica un comentari a l'entrada